Cómo prepararse para presentar su caso

Lea la denuncia

Ya sea usted la persona que presentó el caso (el "demandante") o el demandado, debería volver a leer la denuncia. Este es el documento que el juez tendrá por delante. Buscará una explicación de todos los elementos señalados en la denuncia. Su primera tarea es probar (o probar lo contrario, si usted es el demandado) lo que se alega en la denuncia.

Luego hágase las siguientes preguntas:

  • ¿Qué pruebas necesito para probar (o refutar) las declaraciones? ¿Cómo puedo encontrar documentos o testigos?
  • ¿Qué eventos que podrían ser relevantes sucedieron desde ese momento? (Por ejemplo, ¿la otra parte realizó un pago parcial de una deuda que tiene con usted? ¿Ha mediado el caso? ¿Hay daños adicionales?)
  • ¿La denuncia señala todos los elementos clave de la historia?

Encuentre copias de los contratos y de cualquier otra comunicación por escrito entre usted y la otra parte.

Si tiene un contrato, léalo. Puede estar seguro de que la otra parte lo hizo. El juez esperará que ambas partes estén familiarizadas con el contrato. Hay ciertos elementos legales que se deben probar si su meta es forzar el cumplimiento del contrato. Si usted muestra que el contrato no es válido, debe explicar por qué (refutar los mismos elementos).

También es útil revisar otras cartas o correos electrónicos entre ustedes dos. ¿Le han hecho alguna oferta? ¿Puede hacer un trato antes de ir al tribunal? ¿La otra parte admitió algo que respalde su caso? ¿Dan muestras del argumento que sostendrán? De ser así, ¿cómo puede prepararse para contrarrestar esos argumentos?

Analice las fortalezas y las debilidades de su caso

Si usted es el demandante, revise lo que debe probar para tener éxito. ¿Tiene las pruebas para persuadir al juez? ¿Qué puede hacer para abordar las debilidades? Anote cada elemento que debe probar y coloque al lado de cada uno cómo hará para probarlo. ¿Tendría sentido intentar llegar a una conciliación antes del juicio?

Si usted es el demandado, revise qué debe probar el demandante. Revise cada uno de los elementos que el demandante debe probar. Anote cada elemento y enumere las pruebas que piensa que reunirá el demandante. Para cada uno de estos elementos, anote las debilidades que puede explotar para socavar el caso de la otra parte.

Sea honesto con usted mismo. Si el demandante no puede probar todos los elementos del caso, perderá. Por otro lado, si hay una buena probabilidad de que la otra parte gane, vea qué puede hacer para minimizar el daño adjudicado.

Prepare sus documentos y pruebas para el juicio

Una vez que haya identificado todos los documentos importantes y cualesquiera pruebas materiales que piensa llevar, prepárelas para el juicio. Los documentos organizados lo ayudarán a estar calmado en el tribunal. Esté lo más organizado posible.

  • Prepare copias para usted, la otra parte y el juez. Mantenga los documentos originales en una carpeta aparte. Si hay varias partes adversarias, debe preparar copias para cada una de las partes.
  • No entregue documentos originales al juez ni a la otra parte, a menos que se lo pida específicamente el juez.
  • En la copia de cada documento, resalte los puntos más importantes en los que quiere insistir con cada documento. Durante el juicio, esto lo ayudará a encontrar la información en cada documento cuando necesite señalársela al juez o a la otra parte.
  • Si tiene más de 3 o 4 documentos, puede que deba poner etiquetas pequeñas en uno de los lados de cada documento para que los pueda encontrar con más facilidad cuando estén en un archivador o carpeta.
  • Engrape todas las páginas en un solo documento. Agrupe los documentos que estén relacionados con un clip. Si esto le parece demasiado trabajo, imagínese que se le caen todos los documentos al suelo. ¿Podrá reorganizarlos con rapidez?
  • Incluso deberá poner sus copias de los documentos en un cuaderno. Coloque los documentos en el mismo orden que espera usarlos para respaldar su versión de la historia.

Identifique y prepare cualquier testigo

Una vez que haya revisado todos los elementos legales que debe probar, piense si hay algún testigo. Un buen testigo:

  • podrá apoyar un punto clave en su caso;
  • tendrá conocimiento "de primera mano" sobre ese punto clave;
  • no tendrá un motivo para mentir sobre la situación;
  • si necesita un experto, tendrá la experiencia correcta;
  • podrá, y estará dispuesto a, testificar el día del juicio.

No hay motivos para llevar un testigo a menos que la persona pueda respaldar un punto legal clave. En especial en el tribunal de demandas de menor cuantía. El juez deseará avanzar con su caso lo más rápido posible mientras se asegura de ser justo. Esto significa que usted no querrá perder tiempo al llevar un testigo para probar un punto que no sea importante.

El testigo debe haber visto, escuchado o de alguna manera experimentado lo que usted quiere que pruebe. Usted no debe usar a alguien que sabe sobre el problema o incidente solo porque usted se lo contó. Ello no lo ayudará en su caso.

Para usted sería ideal contar con un testigo que no tenga incentivos para mentir por usted. Por ejemplo, su madre puede ser considerada una testigo menos creíble que un mecánico local cuando usted desea mostrar que su vehículo fue dañado.

Practique, practique y practique su presentación

Una vez que haya comenzado, la historia fluirá con facilidad, especialmente si tiene algunas notas en un esquema y sus documentos están organizados en el orden que piensa mencionarlos. Indique en sus notas qué documentos tiene para probar cuáles puntos. Puede que deba numerar sus documentos para que le sirva de ayuda al momento de ubicarlos.

Si usted es el demandante (la persona que presentó la denuncia):

Coloque sus notas en fichas o escríbalas previamente en una libreta y llévela con usted a la audiencia. Es mejor tener algunos puntos clave anotados que tener un "libreto" con cada palabra que quiere decir. Recuerde que el juez ni la otra parte tendrán un libreto. Usted conoce su historia. Solo necesita algunos recordatorios para asegurarse de insistir en todos los puntos legales necesarios.

Consejo. Los presentadores experimentados y los abogados saben que es útil tener las primeras frases escritas por completo y luego practicarlas con antelación. Esto lo ayudará a comenzar.

  • Usted hablará primero. Necesitará contarle su historia al juez. Recuerde, hay ciertos elementos legales que tiene que probar.

Practique en frente de un amigo de confianza. Puede que sea mejor escoger un amigo que no lo haya escuchado hablar sobre su asunto legal. Podría ser útil escuchar los comentarios de alguien que no conoce la situación. Antes de comenzar, dígale a su amigo lo que usted debe probar (de manera legal). Luego, pídale que escuche solo lo que usted dice y lo que sus documentos o testigos pueden demostrar. Pídale que olvide todo lo demás que sabe sobre la situación.

Pídale que exprese sus comentarios de manera rigurosa e imparcial. Específicamente:

  • Pídale que vea si usted le dijo o le mostró lo suficiente para persuadirlo de que su versión de la historia es la correcta.
  • Pídale que le realice preguntas sobre las áreas que piensa que son débiles o no están claras.
  • Entréguele una copia de la denuncia a su amigo.

Con base en los comentarios, ¿está haciendo suposiciones sobre lo que el juez podría saber sobre su caso?

¿Usted necesita proporcionar un mejor "mapa" para ayudar al juez a seguir los elementos legales que usted necesita probar? El juez buscará información específica. Haga que sea fácil para el juez ver las partes importantes de su caso.

Si usted es el demandado (la persona a quien demandaron):

  • Usted hablará en segundo lugar. La otra parte habrá expuesto una serie de hechos. Usted no tiene que repetir estos hechos. Asuma que el juez conoció y comprendió los hechos, incluso si a usted no le gusta la manera en la que la otra parte los expuso.

Enfoque sus comentarios en su defensa. No rebata cada asunto, enfóquese en los puntos más importantes. Debe haberse preparado al identificar lo que la otra parte tenía que probar. Esto lo ayudará a determinar cuáles puntos valen la pena rebatir.

Siempre, sea educado con la otra parte.

Is this legal advice?

This site offers legal information, not legal advice.  We make every effort to ensure the accuracy of the information and to clearly explain your options.  However we do not provide legal advice - the application of the law to your individual circumstances. For legal advice, you should consult an attorney.  The Maryland State Law Library, a court-related agency of the Maryland Judiciary, sponsors this site.  In the absence of file-specific attribution or copyright, the Maryland State Law Library may hold the copyright to parts of this website. You are free to copy the information for your own use or for other non-commercial purposes with the following language “Source: Maryland's People’s Law Library – www.peoples-law.org. © Maryland State Law Library, 2018.”